Tutorial básico de música tradicional irlandesa (5). Los instrumentos

A estas alturas del tutorial, ya habrás leído sobre violines, gaitas, flautas, whistles y demás instrumentos utilizados en la música tradicional irlandesa, puede que incluso ya estés familiarizado con los más comunes, ya que es posible que alguna búsqueda google sobre alguno de ellos, te trajera en algún momento hasta este modesto blog. De cualquier modo, en esta entrada pretendemos dar un pequeño repaso por los instrumentos más usados por los músicos irlandeses, por su funcionamiento, virtudes y limitaciones. Tal vez te ayudemos a ver un poco la luz en cuanto a alguno de ellos se refiere, te empujemos a dar el pasito que te falta para iniciarte, o simplemente, te sirvamos para acertar alguna pregunta de una partida al trivial edición San Patricio, en un hipotético e improbable futuro.

Nobody expects the Spanish inquisition

Hay que reseñar, que cuando hablamos de instrumentos típicos de la música tradicional irlandesa, rápidamente encontraremos dos frentes enfrentados de manera irreconciliable; los que creen que es un coto cerrado en el que solo caben determinados instrumentos, y los que piensan que es más importante la música que se hace, que el instrumento con el que se toca. De este modo, es posible que si algún día decides presentarte en una sesión, con tu flamante saxofón recién comprado con un bono de descuento en Ebay, te topes con la inquisición Española, y te larguen a patadas del pub si ni siquiera oírte tocar. La otra posibilidad es que te dejen tocar, y  que dependiendo de lo que hagas, te larguen de nuevo a patadas del lugar, o que te inviten a una pinta tras una magnífica demostración de Flow. Yo personalmente me adhiero a esta última corriente, porque aunque mucha gente experimentada no lo sepa, en la época dorada de la música irlandesa en los Estados Unidos, era muy común ver saxofones en sesiones y bandas tradicionales, la disponibilidad de instrumentos mandaba, y si alguien sabe tocar, da lo mismo que toque un violín o unas castañuelas, de igual manera que si alguien no sabe, tampoco importará si trae un Stradivarius a la sesión, y lo apalea con su arco para conseguir un sonido similar al que haría un cantante pop, al que se le ha estropeado el auto-tuning.

Así que sin más rodeos comenzamos con lo que hemos venido a hacer en esta entrada.

El Violín

El Fiddle, que es como se le llama habitualmente al violín en el mundo anglosajón, ha sido, y seguramente siga siendo la estrella de la música tradicional irlandesa, y por extensión, también de otras músicas tradicionales como la escocesa, o las músicas americanas como el Old Time y el Bluegrass. El motivo es bien sencillo, si a día de hoy casi todo el que tiene cierto interés por la música tiene una guitarra en casa, en el siglo XIX sucedía lo mismo con el violín, y ese es el siglo de mayor desarrollo de todas estas músicas tradicionales.

Estudiad niños o acabareis como él

Yo siempre digo que el violín es como el tiburón, tiene tantos años y ha evolucionado tanto que ya no necesita más mejoras, es un instrumento totalmente inventado y establecido en la cultura musical de todo el mundo, además, los violines que se usan en la música tradicional no difieren de los que se usan en la música de cámara o de orquesta, salvo por algunas modificaciones poco generalizadas que se les hacen a algunos instrumentos. Lo que si es cierto, es que un violín suena muy distinto en las manos de un músico clásico y de uno tradicional.

Podemos encontrar artesanos que se dedican a la fabricación de violines para la música tradicional, sobre todo en Escocia y Canadá. Pero la verdad es que casi cualquier violín sirve para hacer música Irlandesa, y mi recomendación es que si quereís adquirir uno, no os gasteís demasiado dinero en él, ni tampoco demasiado poco.

Uilleann Pipes

Seamus Ennis, señores y señoras. Niños, estudiad y sereís como él

La gaita es un instrumento prácticamente ubicuo en toda Europa, tiene versiones distintas en cada país y todas ellas están emparentadas entre sí a través de ancestros comunes, más o menos como el estofado de ternera con patatas. La Uilleann es la versión irlandesa de la gaita, y se diferencia de todas las demás por muchas cosas, pero principalmente porque se toca sentado, y porque la bolsa se llena de aire con un fuelle que se acciona con el codo, en lugar de hacerlo soplando, esto se debe a que las múltiples partes metálicas de la gaita, no soportarían  mucho tiempo sin deteriorarse, la humedad del aire que sale de los pulmones. También tiene algo menos de volumen que otras gaitas, lo cual lo convierte en un instrumento de interior y no de calle, como lo son la mayoría de sus parientes.

Aunque hoy día, podemos encontrar gaitas irlandesas en casi en todas las afinaciones, la más común, y de alguna manera la oficial, es la gaita en Re. Como hemos comentado, consta de un fuelle que sirve para llenar la bolsa, un chanter o puntero que produce el sonido con una lengüeta, y que tiene una digitación similar a la del whistle o la flauta, y un sistema de tubos que poseen 3 roncones (tenor, barítono y bajo) y 3 reguladores que permiten hacer acordes (tenor, barítono y bajo), estos se tocan con el antebrazo. Así sería la estructura completa de lo que se conoce como un full set, o instrumento completo. También existe la posibilidad de reducir el número de reguladores y de roncones para hacer un  3/4 set, half set, o reducirlo a la mínima expresión, con solo el fuelle, la bolsa, y el puntero, para obtener un practice set.

La Uilleann, es probablemente el instrumento más característico de la música tradicional irlandesa, aunque debido a su coste y que es un instrumento complejo, no es de los más fáciles de encontrar en una sesión, al menos fuera de Irlanda.

El Bodhrán

Se pronuncia algo así como “bourán”, aunque no me hagaís mucho caso porque mi gaélico no es muy avanzado. Y es un tambor circular con un marco de madera de unos 40-50 cms de diámetro aproximadamente, con una membrana que suele ser de piel de cabra, aunque hoy día se fabrican con todo tipo de pieles e incluso materiales sintéticos, que está unida al marco de madera a través de una serie de tachuelas. Los más modernos permiten variar la tensión de la membrana por un sistema de tensores mecánicos.

Se toca sentado, con el instrumento en el regazo y usando una baqueta de madera para percusionar la membrana. Hay distintas formas de tocar el Bodhrán, al igual que hay distintos tipos de baquetas.

Tiene fama de ser un instrumento un tanto controvertido, sobre todo porque empezar a tocarlo es relativamente sencillo, cualquiera puede aporrear un bodhrán con una baqueta en modo random y decir que está haciendo música tradicional, pero la realidad es que tocarlo correctamente es todo un arte que lleva tiempo dominar. Así que es muy común encontrar a gente que va a las sesiones a tocar el bodhrán, y lo único que consigue es convertirlas en un infierno para el resto de los músicos. Aunque este extremo suele ser común de personas poco familiarizadas con la música tradicional, y mucho con la búsqueda constante de nuevas experiencias.

La Flauta irlandesa

Como ya tenemos una sección completa dedicada a la flauta en este blog, no me extenderé demasiado en esta entrada. Tan solo comentar que podemos ver en sesiones e incluso en bandas y grupos, a flautistas que usan la flauta tipo boehm en lugar de la tradicional flauta irlandesa de sistema simple. En realidad, no hay una diferencia definitiva entre usar una u otra, salvo porque en la flauta irlandesa tapamos los agujeros con los dedos, y esto nos permite hacer adornos que no podemos hacer con una flauta travesera convencional. Por otro lado, el sonido de los flautistas tradicionales, tiende a ser algo más sucio o salvaje si quereís llamarlo así, carece de la corrección y la precisión que consiguen los flautistas clásicos, y eso siempre le da un aire propio a su forma de tocar el instrumento.

El acordeón

Los acordenistas siempre son felices. Aunque los manden a tocar a la cocina

El acordeón es un instrumento camaleónico y diversificado, existen múltiples modelos y tipos diferentes que se usan sobre todo en la música europea. Pero básicamente podemos distinguir entre el piano acordeón, que posee teclas muy parecidas a las del piano, y que es un instrumento cromático, y el acordeón de botones, que puede ser cromático o diatónico. Este último, el acordeón diatónico de botones, es el más usado en la música tradicional irlandesa, aunque podemos verlos de otros tipos, y se le conoce como button accordion o simplemente como box.

En su proceso evolutivo, pasó de tener una fila de botones, y los bajos que se usan para hacer acordes, a tener dos filas de botones y luego tres. Siendo el más utilizado el de 2. Existen dos afinaciones bastante asentadas dentro de la tradición irlandesa, y con bastante controversia entre los defensores de una y otra, como son D/C# y B/C (Re/Do sostenido y Si/DO). Suelen tener 21 o 23 botones, más de 6 a 12 bajos, y cada una de las filas de botones está afinada en una de las notas de su afinación principal, permitiendo hacer cromatismos. Muchos acordeones poseen también diferentes reeds, que le proporcionan dos o más voces distintas.

La Concertina

Es prima hermana del acordeón, también es un instrumento de lengüeta libre y existen tres versiones: la anglo, la inglesa y la dúo. La utilizada en la música irlandesa es la primera, y su nombre de anglo-concertina o simplemente concertina, deriva del original anglo-german, que viene de las concertinas alemanas del siglo XIX.

Concertina low cost marca ACME hecha en Pakistan

Tiene botones a ambos lados del fuelle y es bisonora, lo que significa que produce sonidos distintos según se abra o se cierre el fuelle. Los 15 botones están colocados siguiendo la posición de las yemas de los dedos, y cada uno de los grupos de botones produce una escala diatónica. Se toca usando 4 dedos, y  dejando los pulgares para abrir una válvula que permite abrir y cerrar el fuelle sin que suene ninguna nota.

 

El Whistle

Es con seguridad el instrumento más simple de la música irlandesa, es incluso uno de los más simples que podemos encontrar en la música en general, ya que consta de una boquilla un bisel y 6 agujeros. Esta sencillez lo convierte en el típico instrumento de principiantes, porque de hecho, también es barato y puede encontrarse en muchas tiendas de instrumentos incluso en España. Pero tocarlo correctamente y dominarlo es una historia muy diferente.

Los whistles son como los Pokemon. Hazte con todos

La afinación habitual es en Re, aunque encontramos whistles en todas las afinaciones posibles, colores, materiales y formas. Se le conoce habitualmente como “Tin Whistle”, porque originariamente eran de latón con una boquilla de madera, aunque actualmente se fabrican en materiales tan dispares como el níquel, el aluminio, la madera o el plástico.

Existe un hermano mayor en cuanto a tamaño, porque en realidad es un invento moderno, llamado Low Whistle, que es mucho más grande y está afinado una octava por debajo. Este tipo de whistles se han vuelto muy populares en las sesiones fuera de Irlanda, allí son bastante menos frecuentes, probablemente por la influencia de muchos de los grupos más modernos.

Los instrumentos de cuerda

Como me estoy quedando sin espacio en esta entrada, lo primero es ser sincero, terminaré nombrando algunos de los muchos instrumentos de cuerda que se usan en la música tradicional. Entre ellos destaca el banjo, que puede ser de 4, 5 o 6 cuerdas, siendo el de 4 el más habitual y que puede usarse tanto como instrumento melódico como de acompañamiento.

 En cuando al acompañamiento, los reyes son la guitarra, el piano y el bouzuki. En cuanto a la guitarra, he visto que corre por la red la idea de que la afinación tradicional de la música irlandesa es el DADGAD, y esto no es del todo cierto. el DADGAD es relativamente moderno, y en el periodo de tiempo en el que la guitarra ha ido progresivamente sustituyendo al piano, como instrumento principal de acompañamiento, se ha usado la afinación abierta y otras como Drop D.

El bouzuki, se introdujo en los años 60 y 70 cuando se tomó prestado de su lugar original, la música griega. Y actualmente podemos encontrar bouzukis irlandeses ya adaptados y modificados respecto a los originales griegos.

También podemos encontrar músicos que utilizan otros instrumentos como la mandolina, la mandola, o incluso el violoncelo, que se usa mucho en la música de Cape Breton. Como veis la variedad es enorme, y hay una gran cantidad de instrumentos que se adaptan bien a la música tradicional, podríamos estar días hablando sobre cada uno de ellos.

 

No nos importa tu opinión pero puedes dejarla aquí de igual manera

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s